El Gobierno de Estados Unidos anunció que comenzó formalmente un proceso de extradición contra el exministro colombiano Andrés Felipe Arias, quien fue detenido esta mañana en la ciudad de Weston, en el norte de Miami.

Arias tuvo una audiencia preliminar en una corte federal del Distrito Sur de Florida, donde la jueza Alicia Otazo Reyes le informó del proceso de extradición y dejó pendiente para este viernes la decisión de permitirle o negarle la libertad bajo fianza.

El exministro de Agricultura, que estaba esposado y encadenado durante la audiencia, enfrenta en Colombia una condena de 18 años por un caso de corrupción con un programa de subsidios a campesinos.

Los abogados de Arias, quien acudió a la corte vestido de civil, aseguraron a Efe que el proceso los tomó por sorpresa, pues desde hace dos años el exministro tramita un proceso de asilo en Estados Unidos.

Hans Burgos, uno de los abogados de Arias, señaló que la orden de extradición fue firmada recientemente por el juez John O'Sullivan, quien tendrá a cargo analizar si los delitos por los que Arias fue condenado y sentenciado en Colombia en 2014 clasifican para el proceso de extradición por parte de Estados Unidos.

Burgos señaló a Efe que el Gobierno colombiano ha presionado desde hace dos años por la extradición de Arias, pero que esta ocasión "ha tomado un paso más allá y ha pedido que lo guarden en la cárcel".

El grupo de abogados anunció que pelearán "de forma agresiva" la extradición, al señalar que el debido proceso era proseguir con el trámite del asilo, el cual, criticaron, está estancado desde hace dos años.

"Ya es hora de que la unidad de asilo (de EE. UU.) se mueva antes de iniciar un proceso de extradición como este, sin el debido proceso de ley (...), que pueda presentar su caso como es debido", manifestó Burgos.

La defensa, dijeron los abogados de Arias, se basará en un supuesto proceso judicial "corrupto" en Colombia debido a una "persecución política", que además, señalaron, dio paso a la solicitud de asilo político en Estados Unidos hace dos años.

"La extradición no es permitida cuando la motivación por la condena es política", aseguraron los abogados.

Tanto el proceso de asilo como el de extradición fueron presentados en cortes del sur de Florida, donde vive Arias, en compañía de sus esposa, quien estuvo en la audiencia, y sus hijos.

Burgos precisó además que Arias ha recibido durante el trámite de asilo dos permisos de trabajo.

Arias, quien compareció junto con otros cuatro detenidos, no habló durante la audiencia, en la que lo acompañaron al menos tres abogados, que pidieron su libertad bajo fianza.

Sin embargo, la jueza Otazo Reyes solicitó más información y tiempo para analizar dicha petición.

Arias, quien fue ministro de Agricultura durante la Presidencia de Álvaro Uribe (2002-2006 y 2006-2010), fue condenado en 2014 por apropiación indebida a favor de terceros por el manejo del programa Agro Ingreso Seguro, creado para ayudar a campesinos sin recursos.

Después de que Arias fue condenado en Colombia, Uribe pidió a la comunidad internacional "preservar la protección" del exministro, a quien considera una "víctima de la persecución política judicial" que, a su juicio, sufren quienes formaron parte de su Gobierno.

Arias fue condenado en julio de 2014 por la Corte Suprema de Justicia de Colombia a 17 años y medio de prisión y a pagar una multa de 25.000 millones de pesos (unos 13 millones de dólares) por entregar subsidios agrarios a familias adineradas en lugar de a campesinos afectados por el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

El exministro, al que la prensa bautizó como "Uribito" por su cercanía al expresidente, acudió a algunas de las audiencias del juicio en Colombia, pero después se radicó en EE.UU., donde pidió asilo, lo que, según informaciones de prensa de entonces, consiguió en septiembre de 2014 con categoría temporal.