El viernes el Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca emitió su veredicto y negó los beneficios a la compañía Arcos Dorados, propietarios de la franquicia americana en Colombia, contra la Nación.

Los representantes de la franquicia demandaron a la Nación, concretamente a los Ministerios de Comercio, Industria y Turismo, Ministerio de Hacienda y Crédito Público y la Dirección General de Planeación Nacional,  por no otorgar los beneficios de estabilización de normas mediante un contrato de Estabilidad Juridica, que busca favorecer las inversiones en las aperturas de los nuevos locales de la cadena de alimentos en el paí, es decir, el Estado colombiano no dejó abrir más puntos de venta de la franquicia extranjera en el país.

Para el Tribunal, el hecho de que los representantes de la cadena de comidas rápidas hubieran pasado esa solicitud para estudiar los beneficios, no obliga a la Nación a otorgar de manera obligatoria dichas exigencias.

MÁS DE COLOMBIA AQUÍ