Jurados

La designación de los jurados de votación tendrá lugar entre el 9 y el 15 de septiembre. A partir del 15 se le enviará las notificaciones a todos los jurados de votación y culminará esa notificación el 22 de septiembre para luego, a partir de allí, llevar a cabo la capacitación de todos los jurados.

La cifra:

El censo electoral es de 34’899.945 de colombianos. Para que ese plebiscito sea viable, el ‘sí’ debe obtener 4’536.992 de votos.

La tarjeta electoral tendrá un tamaño de media carta y traerá la pregunta formulada por el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, ¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?

Debajo de la pregunta estarán las dos casillas del ‘sí’ y el ‘no’ y una indicación para que el ciudadano marque la casilla de su elección.

El registrador recordó que no habrá voto en blanco, según lo dispuso la Corte Constitucional.

Para esta jornada electoral habrá una novedad. “Para garantizar plenamente el secreto del voto a las personas invidentes, por primera vez se implementó una plantilla con lectura braille”, indicó Galindo y explicó que en esta plantilla se depositará el tarjetón electoral para que la persona invidente pueda hacer la votación. “Esto nos permitirá garantizar definitivamente el secreto del voto porque el voto luego quedará marcado como cualquier otro y al momento de hacer el conteo no se sabrá si era de una persona ciega o no”, agregó.

También permitió reducir los costos. En las pasadas elecciones la impresión de las tarjetas braille tuvieron un costo de 275 millones de pesos, mientras que en esta tendrá un costo de 75 millones de pesos.

¿Cómo queda anulado el voto?

Solo marcando una de las dos opciones el voto es válido. Pero, si no se marca ninguna opción el voto queda anulado. Tampoco se acepta marcarlo en otro lugar por fuera de las casillas o poner una x en ambos recuadros.

Tarjetones disponibles

“En la medida en que la Registraduría tiene que garantizarle a todos los colombianos su derecho al voto, debemos imprimir el número de tarjetas equivalente al número del censo”, dijo el registrador. Esto quiere decir que se imprimirán 34’899.945 tarjetas electorales y, adicionalmente, se imprimieron 15 mil plantillas braille que serán distribuidas en todos los puestos de votación.

Guerrilleros en la votación

En cuanto a las dudas que existe sobre la posibilidad de que miembros de las Farc participen en la jornada electoral del 2 de octubre, el registrador Galindo señaló que “las personas habilitadas para votar son aquellas que están incorporadas en el censo electoral. Son las únicas que pueden intervenir en el proceso. En temas de identificación para la población guerrillera encontramos diferentes hipótesis: habrá personas que no han sacado nunca su documento de identidad y en esa medida no están en el censo electoral. Habrá otras que tienen múltiple identificación, en ese caso hay que determinar primero cuál es la identificación válida para esos efectos y en esa medida tampoco podrán estar en el censo electoral. Y aquellos en los que se pudo determinar su identidad después del 2 de junio, fecha del corte del censo electoral, tampoco podrán ser tenidos en cuenta”.

¿Cuántos votos se necesitan para que sea válido el plebiscito?

Sobre este punto también había muchas incógnitas que el registrador solucionó de la siguiente manera. “Para que el plebiscito sea válido debe obtener el 13 % de votos del censo electoral por el ‘sí’. Si tenemos en cuenta que el censo electoral son 34’899.945, para que ese plebiscito sea viable, el ‘sí’ debe obtener 4’536.992 de votos. Si no llega a ese número mínimo de votos por el sí, el plebiscito no es válido”.

Después de confirmar que sea válido, es decir que tenga el número de votos necesarios, hay que constatar qué opción ganó: el ‘sí’ o el ‘no’. “Y eso se dará según la mayoría simple de votos, el que mayor número de votos tenga, sea el sí o sea el no”, agregó.

 

Estos serán los tarjetones para la mayoría de la población y para invidentes: