Los líderes del paro cívico del departamento del Chocó aseguraron que mantendrán la protesta indefinidamente y anunciaron para este lunes "una gigantesca marcha" para exigirle al Gobierno mejoras en educación, salud, vías, servicios públicos, entre otros asuntos.

"El paro es una muestra de inconformidad y así se mantendrá hasta tanto no haya un acuerdo" con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, dijo a Efe por teléfono el secretario ejecutivo del Comité Cívico Departamental por la Salvación y Dignidad del Chocó, Dilón Martínez.

El dirigente explicó que como hay "displicencia" del Gobierno, "mañana (lunes) habrá una gran marcha" para que "los tomen en serio".

Con la protesta, que se inició el miércoles, la población del departamento más pobre de los 32 que conforman Colombia reclama mejoramiento en educación, salud, infraestructura, servicios básicos, proyectos que ofrezcan empleos y comunicación del departamento con el interior del país por tierra y por vía fluvial.

"Hasta el momento no ha habido ningún progreso a la petición del pliego de diez puntos que presentamos al Gobierno y por eso el paro continuará de forma indefinida", remarcó Martínez.

Asimismo explicó que el lunes "en todos los municipios del departamento" se harán marchas para que "el Gobierno vea que la protesta no es de unos cuantos chocoanos, sino de todo el departamento".

El dirigente recordó que desde el 20 de julio, fecha en la que cerca de 40.000 chocoanos no celebraron el Día de la Independencia en protesta por el abandono estatalm "el Gobierno no nos tomó en serio y ahora la problemática ha crecido y el paro puede prolongarse en el tiempo".

Según Martínez, en las últimas horas la población acude a los negocios para abastecerse de comida y los comerciantes anunciaron que en las próximas horas cerrarán sus negocios, mientras que las estaciones en donde se venden combustibles están sin clientes y a la espera de lo que suceda con la protesta.

Mientras tanto en Bogotá, el alcalde de Quidbó, Isaías Chalá, y el gobernador del departamento, Carlos Palacios, se reunieron con el ministro del Interior encargado, Guillermo Rivera, para buscar soluciones a las peticiones de los chocoanos.

Rivera recordó que desde el pasado 15 de julio una delegación del Gobierno ha estado haciendo presencia permanente y dialogando con los dirigentes cívicos.

De acuerdo con el secretario General de la Presidencia, Luis Guillermo Vélez, "es cierto que existe una extensa deuda social del Estado con el departamento, acumulada durante décadas, pero este Gobierno ha puesto la cuota inicial para pagarla".

El selvático y lluvioso departamento del Chocó, en el noroeste de Colombia, ha sido por el abandono estatal caldo de cultivo para la corrupción, inseguridad, minería ilegal, narcotráfico, desplazamiento forzado, presencia de guerrillas y narcotraficantes.

MÁS DE COLOMBIA AQUÍ