Este sábado se cumplen 17 años desde el 13 de agosto en el que, camino a su trabajo en la emisora Radionet, sicarios de la banda La Terraza, al servicio de los paramilitares y la Oficina de Envigado, mataron en Bogotá al periodista y humorista Jaime Garzón, convirtiendo ese día en uno de los más negros de la historia reciente en Colombia.

Han pasado 17 años y la investigación por el crimen sigue su curso, pero hasta ahora solo una persona fue condenada como autora intelectual del asesinato: el jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, Carlos Castaño, asesinado en 2005.

El pasado 4 de marzo la Fiscalía llamó al general (r) Rito Alejo del Río, condenado por conformación de grupos paramilitares en el Urabá, a declarar por lo sucedido en los días previos al asesinato de Garzón, quien participó de los programas Zoociedad, Quac y el noticiero CM&.

Otro de los testigos llamados a juicio es el coronel (r) Jorge Enrique Plazas Acevedo, quien presuntamente habría coordinado con Castaño el asesinato de Garzón, quien recibió varios disparos el 13 de agosto de 1999 en la esquina de la Avenida Esperanza con carrera 43, en inmediaciones de Corferias, que acabaron con la vida de uno de los humoristas más queridos del país.

A pesar de estos avances, la hermana del humorista, Marisol Garzón y un grupo de activistas sociales han protestado desde la mañana de este sábado en el sitio de la muerte del reconocido creador de personajes como Néstor Helí Rojas, Dioselina Tibaná y Heriberto de la Calle.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR