La franquicia local de la marca de ropa informal Aéropostale, informó que se decidió cerrar sus tiendas en el país. La compañía había llegado al país en el 2013, anunciando que abriría 15 tiendas. Sin embargo, solo se inauguraron 5.

De acuerdo con el periódico El Tiempo, "la oficina principal de Aéropostale en Bogotá confirmó los cierres y agregaron que los empleados fueron indemnizados con las prestaciones legales y un pago extraordinario".

El mismo medio de comunicación expresa que la salida del mercado colombiano de algunas marcas reconocidas, se debe también a las tasas de interés, la inflación fuera de la meta del Banco de la República y a los altos costos de los arriendos. “El precio del dólar ha afectado el sector, en la medida que encarece las importaciones, particularmente las marcas de lujo y premium, que se producen muy poco en el país", asegura el diario.

Otras marcas que se han despedido del país, han sido La Polar y Ripley, al igual que Gap y Banana Republic.