Defensoría del Pueblo rechaza agresiones

A través de un comunicado, la Defensoría pidió a las autoridades que identifiquen y judicialicen al responsable de agredir al funcionario Ascanio Tapias, durante la protesta de camioneros realizada el 20 de julio en Bogotá.

Para la entidad, “las tensiones entre el derecho legítimo a la protesta y los derechos de la comunidad no pueden derivar en las vías de hecho y menos conducir al ataque contra quienes desde un papel neutral buscan propiciar espacios de concertación”.

La Defensoría recordó que ya son varios los llamados que han hecho al Gobierno y a los transportadores “para que se supere la dinámica del contrapunteo y los disturbios”, que afecta la economía y la vida de millones de ciudadanos.

Tras 45 días de paro camionero, los líderes de la Cruzada Camionera y el Ministerio de Transporte habrían firmado un cese a las manifestaciones que provocaron varias muertes, retrasos a la economía y un serio desabastecimiento de productos en todo el país. El cese tendría efecto desde el viernes en todo el país.

Los manifestantes y el Gobierno trabajaron en en la elaboración de un documento de preacuerdo con el que se levantarían las protestas de transportadores que provocaron afectaciones a la economía evaluadas en casi dos billones de pesos en el último mes y medio.

El anuncio fue realizado por el representante a la Cámara de Boyacá Humphrey Roa en su cuenta de Twitter, quien hizo parte de las mesas de diálogo del Congreso para llegar a un acuerdo que pusiera fin a los bloqueos luego de varios intentos fallidos.

La mesa de trabajo del Gobierno, que contaba con los ministros de Transporte, Jorge Rojas; de Trabajo, Clara López, y el Secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, llegó a avances importantes en temas de chatarrización y el cobro de fletes, dos de los principales puntos de rechazo de los transportadores.

El sistema de fletes correspondería a un sistema de "libertad vigilada" que permitiría abrir un piso y un techo para las tarifas de transporte de carga. La chatarrización de camiones, por su parte, se llevaría a cabo mediante el mismo sistema 1 a 1 que solucione la sobreoferta.

Tres policías lesionados, un manifestante muerto en Duitama, 12 automotores afectados y más de 40.000 vehículos escoltados por las autoridades colombianas para transportar carga es el balance de la huelga de camioneros, según el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas.

"Tenemos 12 vehículos afectados por los manifestantes en los departamentos de Antioquia, Huila, Valle del Cauca y Meta, y tres policías lesionados en la noche de ayer", indicó Villegas en la mañana del jueves.

Durante la jornada del miércoles, que coincidió con el festivo del día de la Independencia, también terminaron 11 concentraciones de transportadores en diferentes partes del país por lo que, explicó el ministro, "ya no están sobre las vías ni los manifestantes ni los vehículos".

Sin embargo, las autoridades reportaron dos ataques a caravanas de vehículos escoltados en el departamento de Nariño, uno de ellos con armas de fuego, sin que hasta el momento hayan sido capturados los responsables.

Hasta este jueves se han llevado a cabo "2.452 caravanas y se sobrepasaron los 40.000 vehículos transportando carga". Para hoy se programaron otras 83, así como un recorrido del ferrocarril de carga en el corredor Bogotá - Sogamoso que trasportó cerca de 500 toneladas de cemento.

Estas hacen parte de una batería de medidas anunciadas desde el pasado jueves para afrontar la situación de desabastecimiento en el país, que incluye el incremento de sanciones a quienes generen bloqueos en las carreteras.

Aunque estas medidas han sido exitosas para evitar el desabastecimiento de productos como gasolina y medicamentos en las ciudades de los departamentos más afectados por el paro, todavía se registran alacenas vacías en ciertas ciudades, y los precios siguen demostrando la carestía provocada por las manifestaciones.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR