Este martes se conmemora los 50 años de la muerte de Patricio Romano Petronio Álvarez Quintero, más conocido como Petronio Álvarez, el músico nacido en Buenaventura que años después de su fallecimiento y gracias a su legado inspiró la creación del festival de música que ahora lleva su nombre.

Las autoridades municipales realizarán un tributo a la memoria del músico a partir de las 9:00 a.m. en el parque donde está su busto y que también lleva su nombre, sobre la Calle 9 con Carrera 36, frente a las piscinas Hernando Botero O’Byrne, donde harán una ofrenda floral.

Petronio Álvarez nació en Buenaventura, el 1 de noviembre de 1914, y falleció en Cali el 10 de diciembre de 1966. Fue un músico, poeta e gestor de la música del Pacífico colombiano.

LEA TAMBIÉN: Lo que tiene que saber para disfrutar el XX Festival de Música del Pacífico ‘Petronio Álvarez

Desde su infancia, Petronio tuvo claro que su pasión era la música. La situación lo obligó a vender pan y empanadas de cambray, comidas típicas del Valle del Cauca que hacía su mamá, Juana Francisca. La manera más práctica para entusiasmar a los compradores fue cantar al son de la improvisación: “empanadas de cambray, para las viejas, aquí hay, el que no me las compre, déjelas ahí”.

Trabajó como notario y siguiendo los pasos de su papá fue a buscar empleo en el puerto de Buenaventura. Comenzó como aguatero, al poco tiempo pasó a los talleres y al final cumplió su sueño: fue maquinista de La Palmera, una locomotora. En ocasiones, tocaba la guitarra para deleitar a sus compañeros del ferrocarril.

En 1942 conoció a Veneranda Arboleda Rodríguez, con quien se casó en la Iglesia de San Nicolás de Cali después de once años de vivir juntos. El ‘rey del currulao’ interpretó bambucos, merengues, huapangos, sones, abozaos y jugas.

LE PUEDE INTERESAR: Programación Festival de Música del Pacífico ‘Petronio Álvarez’ 2016

Los temas de sus composiciones hicieron parte de la cultura afrocolombiana, anécdotas del pueblo y costumbres funerarias. ‘Bochinche en el Cielo’, ‘El Porteñito’, ‘Adiós al Puerto’ y ‘Mi Buenaventura’, son algunas de sus canciones más conocidas.

No solo fue amante del folclor, era un músico versátil. Cantó y compuso tangos y milongas porque admiraba a Carlos Gardel, interpretó canciones como ‘El Suicida’, ‘Recordación’, ‘El Cortito’, ‘Con Mi Guitarra’, ‘Canto en Arrabal’ y ‘El Pecho me está doliendo’.

En 1961 se radicó en Cali, donde vivió hasta su muerte, ocasionada a finales de 1966 por un cáncer óseo.