Un pequeño búho de anteojos, especie denominada científicamente pulsatrix perspicillata, fue entregado en las últimas horas a funcionarios de la CVC en Cartago, después de que un niño salvara de morir apedreado.

El pichón, que se encontraba anidado en un samán del barrio Villa Elena del municipio del norte del Valle del Cauca, se cayó desde una gran altura y personas inescrupulosas pretendieron agredirlo con piedras.

En ese momento, un niño intervino y lo protegió, cobijándolo con una camiseta. El menor lo alejó del peligro y lo llevó hasta el CAI más cercano, donde lo dejó a disposición del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía, quienes de inmediato se pusieron en contacto con la CVC para realizar la entrega oficial.

LEA TAMBIÉN: CVC cofinanciará proyectos ambientales por más de $32000 millones

Posteriormente, el animal fue trasladado a las oficinas de la Dirección Ambiental Regional Norte de la CVC, donde un profesional competente lo valoró. “El polluelo se encuentra perfectamente sano y será trasladado en las próximas horas al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre San Emigdio en Palmira”, informó Jhon Alexánder Aldana Londoño de la CVC.

El funcionario, encargado de controlar el tráfico ilegal de flora y fauna silvestre en la región, agregó que “el proceder de este niño es ejemplar, ya que denota un alto compromiso para con el ambiente y los recursos naturales”. La CVC destacó el apoyo permanente de la Policía Nacional en este tipo de casos.  

Por su parte, el director territorial de la DAR Norte, Alfonso Peláez Palomo, indicó que “los recursos naturales, entre ellos la fauna silvestre, son de todos y por lo tanto, debemos abstenernos de atentar contra ellos”.

LE PUEDE INTERESAR: Así fueron los operativos contra la minería ilegal en el corazón del Valle del Cauca