Capturas, incautación de armas y alucinógenos e inmovilizaciones de vehículos fueron los primeros resultados que arrojaron los operativos conjuntos entre la Alcaldía y la Policía Metropolitana de Cali en el turístico y tradicional barrio San Antonio.

La intervención, acordada en días pasados en una reunión que sostuvieron las autoridades con la comunidad y los comerciantes, después del asesinato del parapentista y habitante del barrio Juan Manuel Alzate, quien se opuso a un robo, inició este fin de semana con el objetivo de garantizar la seguridad en el sector.

LEA TAMBIÉN: Este es el plan para frenar cuanto antes la delincuencia en San Antonio

Unidades de las secretarías de Tránsito y Gobierno, de la mano con uniformados de la Policía, efectuaron registros a personas, automotores y motocicletas, además de la verificación de antecedentes judiciales de quienes estaban en el barrio o en los alrededores del parque y la colina de San Antonio.

Los resultados de las acciones de este fin de semana fueron la captura de tres personas, dos de ellas relacionadas con el delito de hurto. También fueron decomisadas 45 armas blancas, 35 cigarrillos de marihuana, 18 papeletas de basuco y siete sobres de pastillas de Clonazepam. Las autoridades igualmente lograron la inmovilización de nueve motos.

De igual forma, los operativos incluyeron espacios de sensibilización donde se invitó a la comunidad a hacer uso consciente y adecuado del barrio y sus espacios, a cuidar el medio ambiente y a abstenerse de consumir estupefacientes y bebidas embriagantes, con el ánimo de garantizar el sano esparcimiento para todas las personas.

LE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo hacer para frenar los hurtos y mejorar la seguridad en San Antonio?