Presuntas irregularidades en contratos que ascienden a $66.000 millones fueron los hallazgos de una auditoría hecha dentro del HUV por la Secretaría de Salud del Valle del Cauca.  

Según reveló la auditoría, los contratos, que habrían sido ejecutados y firmados por administraciones pasadas, no representaban ningún beneficio para la principal institución de salud del Suroccidente colombiano.

La secretaria de Salud Departamental, María Cristina Lesmes, precisó que los contratos hallados “no benefician sino a los particulares. Lo que tenemos que entrar a buscar, en un proceso que empezaremos rápidamente, en la liquidación de algunos contratos y mejoramiento de otros”.

LEA TAMBIÉN: Patentan método desarrollado en Univalle que podría ser la cura del cáncer

Según la funcionaria, se realizó la revisión de contratos por agremiación, de compra de servicios y de órdenes de compra, y se encontró que es necesario mejorar la contratación en beneficio del hospital.

“Son contratos que benefician especialmente al contratistas y no al contratante, tenemos contratos, por ejemplo, de alquiler de unas áreas muy grandes por $10 millones mensuales, otro contrato a 20 años por el que se pagaron $100 millones de alquiler”, indicó Lesmes.

Ante los hallazgos, la Secretaria aseguró que es necesario revisar contrato por contrato, además de que se debe terminar de manera unilateral aquellos que fueron hallados irregulares.

LEA TAMBIÉN: Gobernación del Valle plantea nueva inyección de recursos ante crisis del HUV

Por otra parte, se confirmó que esta misma semana el gobierno departamental presentará la documentación exigida por la Superintendencia Nacional de Salud para el ingreso del Hospital Universitario del Valle a la Ley 550, como una herramienta de salvación de esa institución.

Lesmes confirmó que la documentación se radicará después de recibir y ajustar las recomendaciones hechas tanto por la SuperSalud como por el equipo de profesionales del HUV.

El ingreso del Hospital Universitario del Valle a la Ley 550 fue planteado desde comienzos de año por la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, en busca de una solución definitiva a la crisis del centro asistencial. Dicha estrategia está acompañada de medidas como el nuevo modelo de facturación y una reorganización administrativa del HUV.