Los jóvenes que de día limpian vidrios y hacen malabares, serían, según las autoridades de Cali, los que estarían detrás del daño que han sufrido durante este mes, en la hora pico de la noche, equipos de semaforización en estratégicos cruces viales del sur de Cali.

Según denunció la Secretaría de Tránsito y Transporte Municipal, en lo corrido de septiembre seis de los equipos que regulan y controlan los semáforos en las intersecciones viales han sido objeto de hurto de cableado y vandalismo.

LEA TAMBIÉN: ¿En qué van las tres obras de infraestructura más importantes del centro de Cali?

Robinson Franco Dorado, director del Cuerpo de Agentes, indicó que personas inescrupulosas ejercen esta actividad para regular el tráfico a cambio de dinero por parte de los conductores.

El funcionario manifestó que a los equipos de semaforización “les dan piedra, los abren, los forzan, les echan agua y queman las tarjetas de los flujos principales. Son cajas que cuestan entre $30 y $35 millones, sin contar con el costo de la reparación”.

Lamentablemente, sostuvo el funcionario del gobierno caleño, hay tarjetas electrónicas que quedan totalmente inservibles y en consecuencia deben ser mandadas a traer de Bogotá o de otro país, trámite que puede demorar hasta un mes, lo que genera un peligro y un riesgo para todos los usuarios de las vías.

LE PUEDE INTERESAR: Alcaldía radica ante el Concejo de Cali proyecto de cobro por congestión

Cruces como el de la Calle 14 con Carrera 80 y más recientemente el de la Calle 16 con Carrera 80, han sido afectados por los actos vandálicos contra la estructura de semaforización.

“En primer lugar defendamos lo público. Es la seguridad de la vía y por ende la humana y lo más importante es que no permitamos que estas personas sigan ejerciendo este tipo de actividades, a través de la mendicidad que la disfrazan con el delito”, puntualizó Franco Dorado.