Por, presuntamente, abusar sexualmente de un menor de edad, el Juzgado Segundo Penal Municipal con funciones de control de garantías de Tuluá envió a la cárcel a un intendente de la Policía Nacional.

Según las investigaciones de la Fiscalía, los hechos ocurrieron el 12 de julio de 2014, cuando el uniformado habría engañado al menor ofreciéndole dinero para que fuera a botar unos escombros a cambio de dinero.

En ese momento, indica la Fiscalía, el intendente de 37 años abordó al menor, lo intimidó y abusó sexualmente de él.

Unidades del CTI y del Ejército Nacional lo detuvieron en el barrio Portales del Río en Tuluá, centro del Valle del Cauca.

El uniformado, quien desde hace 18 años pertenecía a la Policía, hacía parte del Cuerpo de Carabineros. No obstante, debido al escándalo y el proceso que adelantan las autoridades judiciales en su contra, fue apartado del cargo.

En la audiencia de legalización e imputación, la Fiscalía formuló cargos contra el policía por el delito de acceso carnal abusivo con persona incapaz de resistir. El uniformado no aceptó los cargos.