Un duro golpe contra las bandas dedicadas al hurto de carros y al ‘mercado negro’ de autopartes dieron las autoridades de Cali en las últimas horas, gracias al hallazgo de dos casas en el barrio Sucre, centro de la ciudad, donde se vendían miles de piezas de automóviles hurtados.

En las viejas casonas del centro de Cali las autoridades hallaron unas 20.000 partes de carros robados durante los últimos meses en la capital vallecaucana: puertas, parachoques, guardafangos, retrovisores, espejos laterales, farolas, rines e incluso partes mecánicas como radiadores, alternadores y partes del motor.

Esta suerte de ‘supermercado’ de autopartes robadas era manejado por la banda denominada ‘los Krugger’, quienes, según reportes de la Policía Metropolitana de Cali, hurtaban hasta cuatro carros diarios y movían unos $1500 millones cada mes.

LEA TAMBIÉN: ¿A qué se debió la masacre de cuatro personas en la galería Santa Elena en Cali?

El general Nelson Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, indicó sobre el golpe a la delincuencia que se logró gracias a 23 meses de investigaciones, en coordinación con el CTI de la Fiscalía.

“Se logró la desarticulación de toda la estructura, es decir, logramos capturar desde el jalador, hasta las personas encargadas del transporte, el desguace y quienes vendían y comercializaban este tipo de autopartes”, indicó el oficial.

En los operativos, hechos en diferentes lugares de Cali, se realizaron 14 diligencias de allanamiento, en las que capturaron a doce personas, integrantes de ‘los Krugger’, banda que principalmente actuaba en las comunas 2, 5, 7, 8, 9, 11, 12, 16, 17, 18 y 19 de Cali.

LE PUEDE INTERESAR: Menor muere baleado en caso de intolerancia tras partido de fútbol en Cali

La banda también haría envío de partes a otras ciudades de Colombia, según indicó Ramírez, quien reveló que mediante empresas de envío, los integrantes de ‘los Krugger’ comercializaban autopartes robadas con el ‘mercado negro’ de Bogotá.

Entre los capturados se encuentran alias Wilmer, quien sería el líder de la organización delincuencial; ‘Bogotá’, quien sería el enlace para la comercialización en la capital del país; ‘Johan’, ‘Mono’, ‘Derly’, ‘Eduardo’, ‘Jhon’, ‘Gallina’, ‘Leider’ y ‘Giovanny’, quienes estarían acusados por los delitos de concierto para delinquir, receptación y hurto calificado y agravado.