En las últimas horas el Ministerio de Salud dio por terminada la fase epidemiológica del zika en el país. Al respecto, las autoridades de Cali aseguraron que gracias al trabajo de control de sumideros, posibles criaderos en viviendas y fumigaciones, se contribuyó a disminuir los casos del virus.

En efecto, en la capital vallecaucana se han reducido los casos de zika de 781 durante la semana epidemiológica número 20, a 126 que se contabilizaron durante la semana número 28 (con corte al 19 de julio).

LE PUEDE INTERESAR: Sigue la alerta: casos de zika y dengue van en aumento en el Valle del Cauca

Alexander Durán, secretario de Salud Municipal, reportó que el ciclo epidémico del virus cierra en Cali con 13.599 personas infectadas y 1182 mujeres gestantes que reportan el virus.

“Lastimosamente detectamos un caso de microcefalia en un feto que tiene 34 semanas de gestación. La madre se encontraba en su control prenatal y cuando se le hizo una ecografía, se encontró que el niño tiene microcefalia, lo que después confirmó una prueba protocolaria. Ahora estamos en la fase de la interrupción voluntaria de ese embarazo”, le dijo Durán a El País.

Esta semana se concretaría el aborto de dicho feto con malformaciones causadas presuntamente por el virus del zika, añadió el funcionario.

LEA TAMBIÉN: Médicos colombianos inician investigación de secuelas neurológicas del zika

Pese al cierre de la etapa epidemiológica, el viceministro de Salud, Fernando Ruiz, insistió en que no se deben descuidar las precauciones que se deben tomar frente al zika, en especial para las mujeres que están en embarazadas.

“Las que viven en lugares ubicados a 2200 metros por debajo del nivel del mar deben usar repelente y ropa adecuada para evitar picaduras del mosquito y para las gestantes que viven en lugares a más de 2200 metros sobre el nivel del mar, por favor eviten ir de paseo a tierras cálidas durante el embarazo”, recalcó el alto funcionario.