La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) admitió en las últimas horas ponerse al frente de la investigación por la muerte de Jhonny Silva Aranguren, un estudiante de la Univalle muerto dentro del campus hace 11 años.

Así lo confirmó Jorge Melano, abogado de la familia, quien manifestó que el Cidh admitió el caso contra el Estado colombiano, que es acusado de ejecución extrajudicial, en manos de los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

La Comisión admitió la petición debido a las potenciales violaciones a los derechos de la vida, integridad personal, garantías judiciales, libertad de expresión y de pensamiento, entre otros, pactados en la Convención Americana de Derechos Humanos.

LE PUEDE INTERESAR: Entra en servicio la restaurada estación del MIO de Univalle

"El tiempo razonable que tenía el Estado para haber investigado ha sido ampliamente superado sin obtener resultado en materia de justicia. De igual manera, la Cidh estableció que el caso haya sido remitido a la justicia penal militar, en el caso de Germán Perdomo (estudiante lesionado el día de la muerte de Jhonny Silva), lleva a que el derecho a contar con un tribunal imparcial sea afectado", manifestó el abogado.

Como se recordará, el 22 de septiembre de 2005, después de intensas protestas estudiantiles y enfrentamientos de encapuchados con el Esmad, hacia las 7:00 p.m., los agentes de la Fuerza Pública ingresaron al alma máter.

El Esmad llegó hasta el edificio administrativo, donde estudiantes habían levantado un campamento. En ese momento, dicen testigos, se escuchó un disparo.

LE PUEDE INTERESAR: Patentan método desarrollado en Univalle que podría ser la cura del cáncer

Sobre la vía peatonal de ingreso y salida de la Universidad cayó Jhonny Silva, quien al poco tiempo fue remitido a la Fundación Valle del Lili, a donde llegó ya sin signos vitales.

Los médicos le dijeron a familiares del estudiante que el disparo había entrado por el cuello y que la bala había rebotado en la columna vertebral y se había alojado en el cerebro.

“Hoy creemos que la Fiscalía debe empezar a analizar la reapertura de la investigación en contra del teniente coronel Gabriel Bonilla González, actual director del Esmad y quien era la misma persona que en 2005 comandaba las unidades que asesinaron a Jhonny Silva. Hoy debe enviarse el mensaje de que quienes delinquen en Colombia no pueden ser premiados y ascendidos", reiteró el abogado.

En diciembre de 2014, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca declaró responsable a la Policía por la muerte de Jhonny Silva, por lo que ordenó a la Nación indemnizar a la familia del estudiante con 250 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

LEA TAMBIÉN: Hasta cambuches encontraron en operativos de control en la Univalle