Desde este miércoles, Cali ya tiene un epicentro para abordar los temas referentes al cuidado y atención para los animales domésticos de la ciudad. Se trata de la primera Oficina de Bienestar Animal que inauguraron en el sur de la capital vallecaucana.

Ubicada en la Calle 6 con Carrera 74, en el barrio Capri, la Oficina será la nueva casa donde los caleños defensores de la vida animal podrán acceder para que en conjunto se trabaje por el bienestar y los derechos de las mascotas.

Según explicó Andrés Vélez, asesor municipal para el tema del Bienestar Animal, la función principal de la recién inaugurada Oficina de Bienestar Animal será velar para articular todas las dependencias del Municipio con los objetivos del Plan de Desarrollo en cuanto a los animales.

LEA TAMBIÉN: A la cárcel envían a joven que mató a un canario y a un gallo, mascotas de su casa

“Estamos en el momento diseñando la ruta de atención a las denuncias de violencia contra los animales, para poder trabajar de la mano con los titulares de las Secretarías y los defensores de animales de Cali”, señaló el Asesor.

A su turno, el alcalde Maurice Armitage invitó a los ciudadanos a cuidar y proporcionar bienestar a los animales, también a denunciar y atender el maltrato contra ellos. “El que quiere un animal, téngalo por seguro, es un buen ser humano. Es parte de la cultura ciudadana, aquí la Alcaldía tiene el compromiso de actuar y velar porque los animalitos estén bien”, dijo.

Laura Beatriz Lugo, secretaria de Gobierno, reiteró el llamado para que la ciudadanía denuncie los casos de abusos contra los animales. Las denuncias se recibirán a través de los cuadrantes en los barrios o en los CAI de Policía.

LE PUEDE INTERESAR: Maltrato animal a perro de monte

“Ellos (los policías) realizarán los comparendos ambientales cuando haya lugar, lo que puede acarrear sanciones administrativas, pero necesitamos el compromiso de la comunidad”, agregó la funcionaria.

Vélez reiteró la importancia que tiene este gran logro para la ciudadanía y expresó que una de las primeras medidas que se tomó para proteger a los animales es la prohibición de la cabalgata durante el cuatrenio de Armitage.

”Por razones de orden público, medio ambiente y derechos de los animales, hemos visto en cabalgatas cómo los animales eran violentados, morían caballos y había incluso jinetes muertos”, manifestó el Asesor.