Cuatro muertos, un herido y una persona detenida dejó un brutal ataque sicarial que se presentó en las últimas horas en la zona de la galería Santa Elena, sur de Cali.

El hecho se presentó en un local comercial ubicado en la Carrera 29A con Calle 19, hasta donde llegaron dos hombres y abrieron fuego contra un grupo de personas que estaba en el establecimiento.

Dos de las víctimas murieron de inmediato, en el lugar de los hechos. Otros dos fallecieron en el Hospital Primitivo Iglesias, a donde llegaron gravemente heridos por las balas.

LEA TAMBIÉN: Menor muere baleado en caso de intolerancia tras partido de fútbol en Cali

La principal hipótesis que manejan las autoridades es que el hecho de sangre habría ocurrido por el control del microtráfico en el sector entre dos bandas delincuenciales: la de alias Gomelo y ‘El Paisa’.

Según información preliminar dada por la Policía a los medios de comunicación, algunas de las víctimas del ataque sicarial ocurrido este domingo en la mañana serían integrantes de la banda de ‘Gomelo’.

Uno de los occisos fue identificado con el alias de Calabazo, quien había sido condenado a casa por cárcel por delitos como homicidio, tráfico de drogas y porte ilegal de armas. También entre las víctimas se encontraba ‘Carnicero’, quien presentaba antecedentes por tráfico de drogas y porte de armas.

LE PUEDE INTERESAR: Los primeros resultados de los operativos de seguridad en San Antonio

Según explicó el general Nelson Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, ‘Gomelo’ y alias El Paisa pertenecían a la desmantelada banda ‘Los Vigilantes’, que se encargaba de extorsionar a los comerciantes de la plaza de mercado, además de manejar el expendio de drogas en la zona.

“Cuando la mayoría de los miembros de ese grupo, incluyendo los cabecillas, van a la cárcel, entonces los dos hombres consiguen su gente y empiezan a una pelea entre ellos dos”, dijo el oficial.

La guerra entre estos dos bandos se desató cuando ‘Gomelo’ ordenó un atentado contra ‘El Paisa’, sin contar que este último saldría con vida. Desde entonces, los hechos de sangre vienen en aumento en la zona, una de las predilectas para la venta y consumo de alucinógenos en Cali.

LEA TAMBIÉN: Mototaxista se salvó de ser extraditado injustamente acusado de narcotráfico