La CVC, autoridad ambiental del Valle del Cauca, explicó las posibles causas del humo y el mal olor que afectó desde la madrugada de este martes a gran parte del norte de Cali.

Según la Corporación, el suceso se habría producido por una quema irregular de residuos poscosecha, realizada en el sector de Caucaseco, en Palmira.

“Funcionarios de la DAR Suroriente de la CVC, se desplazaron hasta el corregimiento, donde en la tarde de ayer (lunes) se inició una quema de residuos de caña, al parecer realizada por terceros”, dijo la entidad en un comunicado.

LE PUEDE INTERESAR: Así avanza la recuperación de la Laguna de Sonso, principal humedal del Valle del Cauca

La CVC reiteró que no ha autorizado quema de caña en dicho sector y que la que se presentó en las últimas horas se trató de una “requema” o quema de desechos poscosecha, actividad irregular que acarreará sanciones a los culpables.  

“Ayer (lunes) al final de la tarde por el lado de Caucaseco hubo una quema de residuos de cosecha, un evento desafortunado que echa al traste con los controles que hacemos. En muchas ocasiones esto lo hacen empleados o administradores sin conocimiento de los propietarios”, manifestó Germán Restrepo, profesional especializado de la CVC.

La quema de poscosecha afectó a unas 15 hectáreas aproximadamente y fue controlada este martes hacia las 10:30 a.m. por trabajadores de la misma finca donde se realizaba.

LE PUEDE INTERESAR: Expertos internacionales dicen que multa de la SIC a azucareros no es exagerada

El profesional de la CVC explicó que la quema de caña es una actividad agrícola regulada por el Gobierno Nacional a través de una resolución del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, donde se permite la quema controlada en el área a quemar y bajo las condiciones meteorológicas persistentes en el momento.

“Por ejemplo, si hay vientos muy fuertes, de más de cinco metros por segundo, no se hace porque la dispersión sería mucha. Tampoco se permite si los vientos son muy suaves, de menos de un metro por segundo, porque no va a haber dispersión y se va acumular humo”, aclaró Restrepo.

El funcionario aseguró que habitualmente los ingenios azucareros son “muy juiciosos” con dicha reglamentación, no obstante, “existen algunos particulares que son proveedores de caña que no   hacen un buen manejo de los residuos, que fue al parecer lo que pasó ayer”.