La Secretaría de Salud anunció que se realizará una renovación al manejo y adnministración de las ambulancias en la ciudad, para evitar abusos de las EPS y aseguradoras prestadoras del Soat.

Según el secretario Luis Gonzalo Morales, el planteamiento haría que el distrito solo retribuyera a los operadores de ambulancias los servicios de los vehículos de emergencia registrados ante el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue), pero que esto requiere de una regulación de los ministerios de Salud y Transporte.

"Cualquier paciente que se movilice en una ambulancia sea pública o privada si no tiene la certificación del Crue, no se debería pagar. Eso requiere de una norma nacional y en eso vamos a trabajar. Para que la ambulancia tenga el certificado debe estar inscrita y que este habilitada de manera periódica, mínimo una vez al año pero, eso está por discutirse", dijo Morales.

Entre esas regulaciones que serán exigidas a los operadores para ser registrados ante el Crue, los vehículos deberán contar con un localizador satelital y un radioteléfono, así como con una ubicación determinada entre unps 160 "puntos calientes" que designará la Alcaldía como sitios de concentración de las ambulancias.

“Tenemos como 160 zonas calientes en la cuidad con unos lugares específicos donde deben estar parqueadas las ambulancias, si el viaje de la ambulancia cumple con eso, el Crue le da el certificado y puede cobrar”, explicó Morales.

En Bogotá existen 676 ambulancias, de las cuales 111 pertenecen al Distrito, y el manejo de las mismas ha estado envuelto en polémicas serias desde el llamado "cartel de las ambulancias" en la administración de Samuel Moreno hasta las polémicas frases que el alcalde Enrique Peñalosa dijo tras las críticas por las demoras en el servicio.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

PUB/JMR