La situación alrededor de los hinchas de Millonarios ha forzado a tomar decisiones a las autoridades de Bogotá, luego de que un grupo de fanáticos se tomara la cancha del Estadio El Campín en protesta por la mala actuación del equipo.

Las primeras reacciones fueron de la Policía en el propio Estadio. Según el coronel Javier Castro, oficial de inspección de la Policía Metropolitana, dos uniformados sufrieron de lesiones tratando de controlar la multitud que intentó invadir el campo de juego del Estadio.

"un cordón de seguridad que teníamos evitó que fueran más los que ingresaran, se presentaron unos roces con la Policía. Por eso dos auxiliares bachilleres resultaron heridos levemente, cuatro personas fueron capturadas", aseguró Castro a Caracol Radio.

Mientras tanto, la Comisión Distrital del Fútbol se reunirá este viernes para determinar la sanción contra Millonarios por los actos de violencia en el Estadio, la cual incluiría el cierre de tribunas y una multa para el equipo. También preocupa el caso de un joven asesinado con una camiseta de Santa Fe y que, presuntamente, habría sido asesinado por hinchas de Millonarios.

Incluso, el propio club estaría considerando sancionar de forma privada a los aficionados que provocaron la invasión de campo e intentaron agredir a los jugadores, además de ingresar a las tribunas e insultar a sus directivos.

Un punto que podría complicar las sanciones es el cierre programado del Estadio El Campín para a partir del 18 de agosto, por lo que estas se podrían aplicar en realidad sobre las canchas donde el equipo embajador dispute sus partidos que podrían ser el Estadio de Techo, en el sur de Bogotá, u otros estadios en ciudades como Soacha, Zipaquirá o Tunja.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

PUB/JMR