Con la llegada de septiembre, se acerca el período de lluvias más intenso del año, que según el Ideam tendrá la probabilidad de ser más intenso de lo normal, por lo cual los organismos de control han lanzado alertas para evitar que el fenómeno climático provoque destrozos en la ciudad.

Según Cristian Uscátegui, jefe del Servicio de Pronósticos y Alertas del Ideam, la temporada de lluvas en Bogotá se extenderá desde finales de septiembre hasta el mes de diciembre, aunque ya se empiza a ver un aumento en la intensidad de lluvias como las presentadas en la última semana.

Aunque la entidad advirtió que el riesgo de un fenómeno de la Niña se redujo al 40%, hay una probabilidad marcada de que las lluvias en Bogotá, así como en otras regiones del país, sean superiores al normal en la segunda temporada de lluvias del año, que tradicionalmente ha sido más intensa.

Según el Instituto Distrital de Gestión del Riesgo (Idiger), los mayores riesgos que genera una temporada de lluvias como la que se avecina son encharcamientos, deslizamientos, crecientes en las quebradas y canales, granizadas, vendavales y caída de árboles.

Recomendaciones

El Idiger realiza las siguientes recomendaciones para evitar que lo afecte la temporada de lluvias:

No arroje basuras, desperdicios o escombros a canales, quebradas, ríos o sumideros de alcantarillado. Los edificios deben tener un sistema de bombeo en perfecto estado para drenar aguas lluvias hacia el alcantarillado.

Mantenga limpias las rejillas que drenan los garajes , así como los tubos de las fachadas de las casas y apartamentos . Libérelos de basuras y objetos sólidos como barro o plumas de aves.

Los tejados y cubiertas de su casa pueden caer por efecto de las lluvias o del granizo. Verifique que estén en buen estado. Si en su casa hay árboles, corte las ramas que estén sobre el techo de la vivienda.

Saque la basura en horarios establecidos y déjela dispuesta en bolsas bien cerradas.

Tenga siempre un kit de emergencia familiar: Silbato, agua, linterna, radio, botiquín, alimentos, ropa, agua, plástico.

Observe si hay presencia de grietas en rocas, suelos y viviendas y dé aviso a las autoridades. También observe si elementos como postes o cercas se han desplazado de su lugar original.