Con tres mil puestos menos quedará la Plaza de toros de La Santamaría tras las adecuaciones en las que trabaja la Alcaldía desde el pasado junio, así lo informó el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.  

Eso quiere decir que pasará de tener un aforo de 13.259 a 10.000 y según lo dicho por la entidad cada silla tendrá un espacio para un cuerpo humano, tal y como lo informó El Espectador.

Se espera que las adecuaciones de la plaza terminen a finales de este año y así iniciar con la temporada taurina en el 2017, pero antes se deberá contratar al organizador del evento.

Las corridas volverán a Bogotá después de cuatro años debido a la orden de la Corte Constitucional   que alegó que su regreso se debía a que esta tradición debería ser respetada. Por supuesto, defensores de animales y varios ciudadanos protestaron por la decisión tomada.

Mientras llega la hora de ver nuevamente las puertas abiertas de la Santamaría las adecuaciones avanzan.

PUB/LP