De torturas y descuartizamientos serían cómplices los uniformados que operaban en la zona. Por esa razón, 30 miembros de la Policía Nacional son investigados.

Además, por la presencia de menores en el lugar, el consumo de drogas, secuestro, y prostitución infantil.

La hipótesis de la Fiscalía es que "todos los sitios en Colombia donde funcionan las ollas del microtráfico están protegidos por la Policía", lo cual ha sido comprobado, ya que cinco de los que fueron capturados en el barrio San Bernardo, aceptaron su responsabilidad.

En febrero de este año fueron capturados 15 policías del Centro de Atención Inmediata CAI de San Victorino. Entre ellos hay un teniente, cuatro suboficiales y 10 patrulleros, quienes son señalados de proteger a los “sayayines”.

Por ahora, se quiere comprobar si el coronel Gerardo Rivera habría ordenado a varios oficiales ocultar los delitos que ocurrían en el Bronx.

De acuerdo con Caracol Radio, ya tiene identificado a William Ríos, alias JJ o el llanero, un exparamilitar que está en la cárcel y quien sería el jefe de los “sayayines”.

Uno de los investigadores dice que aceptó su responsabilidad y que tendrá que pagar 10 años de cárcel, luego de llegar a un preacuerdo.

Otro que se tiene identificado es a Ciro Álvarez alias Don Ciro, que, según una fuente asegura desde la cárcel hace y deshase, ordena homicidios, extorsiones y la venta de drogas".

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí