Roger Carrillo, exdirector del Instituto de Seguro Social y concejal de Bogotá, fue destituido en un fallo de primera instancia por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca luego de que se descubriera que usó una fundación para cobrar por votos y favores políticos realizados.

Carrillo, según el tribunal, ponía cuotas políticas en distintas entidades del Distrito. A cambio, los beneficiados debían participar en actividades como bingos organizados por la Fundación Proyecto Bogotá, que según los jueces, es propiedad de personas cercanas al concejal.

Entre estas entidades se encontró el Fondo de Prestaciones Económicas, Cesantías y Pensiones del Distrito, cuya directora durante la Alcaldía de Gustavo Petro, Miriam Rosa Acosta, fue mencionada en las investigaciones como la principal cuota de Carrillo.

Según los investigadores y el diario El Espectador, la fundación Proyecto Bogotá también le pagó a Carrillo préstamos, tarjetas de presentación, fotografías y multas de tránsito, lo que sería una prueba de la participación del cabildante en la fundación.

Carrillo, cercano al representante conservador Efraín Cepeda, duplicó su votación de 7616 a 15.412 curules, lo que ha llamado la atención de la justicia. También está investigado por la Fiscalía en el marco de un voto irregular por las vigencias futuras del metro de Bogotá.

La curul del concejal, que en 2009 estuvo involucrado en un escándalo por un contrato de 5400 millones de pesos para la organización de historias clínicas del Seguro Social, quedó en manos del Consejo de Estado, que deberá decidir en última instancia su suerte.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

PUB/JMR