La Fiscalía informó en las últimas horas que fueron hallados los restos de una persona en proceso de identificación soterrados en el sector conocido como El Bronx, que fue intervenido en mayo pasado por las autoridades y cuya demolición se inició en agosto.

"Este descubrimiento está asociado a redes de tráfico y distribución de drogas en la capital de la república y es muestra del grado de sofisticación criminal que alcanzaron las estructuras que dominaban este sector de la ciudad", declaró a periodistas la vicefiscal general, María Paulina Riveros.

La funcionaria advirtió el "grado de sofisticación" al señalar que se encontró evidencia de la intención de ocultar el cadáver, que fue cubierto por "varias capas" de cemento y tierra y en el revestimiento superior con huesos de animales.

"No parecería ser algo casual sino algo muy bien planeado", afirmó Riveros.

La funcionaria afirmó que los restos corresponden a una "persona cuya identificación se encuentra en proceso por parte del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses", y que su hallazgo se logró con el trabajo de la Fiscalía, la Policía y la Alcaldía.

Riveros indicó que hasta el momento se halló un solo cuerpo, pero no descartó que se encuentren "otros en las mismas condiciones".

La vicefiscal manifestó que se trata de un hecho "claramente asociado al problema de las drogas" en este sitio de la capital.

El pasado 28 de mayo unos 2.500 policías y soldados ocuparon el sector de El Bronx, situado a pocas calles de la Casa de Nariño, sede de la Presidencia, en una operación en la que fueron rescatados al menos 76 menores que eran forzados a practicar la prostitución.

En el desalojo fue hallado un hombre que estaba secuestrado en el lugar, retiradas toneladas de basura, decomisadas armas blancas, drogas y alcohol.

Las autoridades expulsaron de la zona a centenares de drogadictos que se dispersaron por distintos puntos de la ciudad.

Asimismo, el 10 de agosto comenzó la demolición de varias casas de El Bronx para realizar un proyecto de renovación urbana.

Riveros subrayó que se está "comenzando a evidenciar la magnitud de los efectos de este problema en Bogotá" y que continuarán con la "búsqueda e identificación" de desaparecidos en ese sector.