La vida de Leidy Loaiza Cupitra cambió radicalmente con el nacimiento de su bebe Edward. Sin embargo, lo que ella nunca se imaginó es que daría a luz a su pequeño en medio de un bus de servicio público que cubría la ruta Soacha-Abastos.

El día de Leidy y su esposo Luis Fernando inició de manera distinta a todos los demás, pues la joven de 26 años sintió que su bebé ya venía en camino y decidió salir en compañía de su pareja rumbo al hospital. Fue así como tomaron el bus que los llevaría hasta el centro médico, sin embargo, lo que no se imaginaron es que el bebé había decidido nacer en medio de sillas y miradas sorprendidas ante su llegada.

Leidy no aguantó y pidió ayuda, fue así como el conductor del bus se percató de la presencia de dos uniformados a quienes les pidió que le ayudaran a abrir las vías para llegar más rápido al hospital. Pero el tiempo no dio espera y el bus tuvo que parar para que los intendentes de la Seccional de Tránsito subieran y asistieran el parto de la mujer.

Los uniformados usaron elementos del botiquín de emergencias del vehículo para acompañar el procedimiento, no sin antes indagar por radio si en su área hay algún profesional de la salud obteniendo respuesta por parte de la patrullera Gina Díaz, una enfermera que mientras se desplazaba hasta el lugar de los hechos dio instrucciones a sus compañeros a través del radioteléfono de cómo esterilizar los instrumentos para luego proceder de manera adecuada.

Fue así como el bebé, bautizado como Edwin Albeiro en honor a los uniformados que ayudaron a sus padres, llegó al mundo. La madre y el pequeño fueron trasladados a un centro médico ubicado al occidente de Bogotá, lugar al que llegaron tras ser escoltados por parte de los uniformados quienes posteriormente obsequiaron el primer conjunto de ropa para el bebé y algunos utensilios.

PUB/LP