El juez 47 de conocimiento de Bogotá declaró en libertad al patrullero Wilmer Alarcón, acusado por el asesinato del grafitero Diego Felipe Becerra el 19 de agosto de 2011, por vencimiento de términos.

Según la decisión judicial, al cumplirse este viernes cinco años de la muerte del joven, asesinado en la calle 116 con Avenida Suba, se configuró vencimiento de términos y el patrullero debería quedar en libertad.

La decisión se conoció, justamente, el mismo día en que se inició la etapa final del proceso judicial contra Alarcón, en el que la Fiscalía y la Procuraduría pidieron que sea declarado culpable el patrullero por disparar a Becerra.

La audiencia en la que se esperaba que se decidiera si el patrullero era nombrado culpable fue suspendida, y se esperará hasta el lunes para decidir la suerte del uniformado.

Cabe anotar que el pasado 11 de abril, otros dos agentes fueron condenados a penas de 4 años de cárcel luego de recibir principio de oportunidad en el caso, y reconocer que habían modificado la escena del crimen.