El desalojo de la calle del Bronx no solo ha dejado secuelas sociales, pues el miércoles los habitantes de Puente Aranda protestaron nuevamente por la presencia de habitantes de calle, sino que ha sido en parte la revelación de la decadencia de los seres humanos que vivían en la “olla” más grande de al ciudad.

Aunque historias de desmembramiento, violaciones y torturas son investigadas por las autoridades, una de las pruebas fehacientes que hacen parte del expediente son los macabros relatos de los niños y adolescentes del Bronx, tal y como lo dio a conocer Caracol Noticias en este informe.

El ICBF es la entidad encargada de estos pequeños que vienen de familias disfuncionales y que muchos desde los 11 años o menos se involucraron con esta vida de drogadicción y actividades delictivas. Una de las historias más fuertes reveladas por Caracol fue la de un menor de 15 años que aseguró "que a los sapos (los policías) los picaban y los pegaban en la pared con cemento".

“A mí me violaron cuatro ‘sayayines’ cuando tenía trece años. Solo me acuerdo de uno”, relató una joven de 14 años que también fue prostituida. “Empecé a ir al Bronx desde los 11 años, me llevaron unos amigos. Una amiga me propuso hacer un trío por 150.000 pesos”, manifestó otra joven de 15 años, tal y como lo dio a conocer el informativo.

“Desde que vivo en la calle he tenido relaciones con hombres y mujeres por conseguir vicio y plata. Me prostituía en el Bronx, en ‘la L’ y San Bernardo”, este es otro de los relatos que reposan en el expediente que recopila las historias de 180 menores que fueron rescatados de este lugar.

Todos los relatos los podrá ver en el informe del noticiero que lanzó la información de forma exclusiva.

PUB/LP