23.139

Millones de pesos habría constado la construcción de la Avenida Usminia, que por un lado da hacía un barranco y por el otro da contra una malla.

“Estamos hablando de una obra que fue adjudicada en el 2011 y que el día de hoy, cuando ya está culminada, no está prestando ningún servicio. Está en abandono, llena de maleza y lo único que se ve es que aquí desmotiva toda la zona rural de Usme porque las personas deben sacar a diario todos sus productos por trochas”, Julio César Acosta, concejal de Cambio Radical.

Usme tiene una de las vías por las que cualquier bogotano le encantaría transitar: no tiene huecos y está desocupada, una paradoja en una de las ciudades más congestionadas del continente. Sin embargo, la Avenida Usminia ha sido catalogada por los habitantes del sector como un elefante blanco porque su construcción inició más o menos hace cinco años y ahora que ya está concluida no ha podido usarse porque no lleva a ningún lado.

Este tramo vial de 1160 metros, de doble calzada, con ciclorruta incluida, sardineles, glorietas y hasta hidrantes tuvo un costo total de 23.139 millones de pesos. “Estamos hablando de una obra que fue adjudicada en el 2011 y que el día de hoy, cuando ya está culminada, no está prestando ningún servicio. Está en abandono, llena de maleza y lo único que se ve es que aquí desmotiva toda la zona rural de Usme porque las personas deben sacar a diario todos sus productos por trochas”, comentó el concejal Julio César Acosta, de Cambio Radical, quien denunció el tema.

La obra de la Avenida Usminia, que se adjudicó en el año 2009, hacía parte del proyecto urbanístico Usme Ciudad Futura, en la administración de Samuel Moreno, pero por un lado la vía termina en un barranco y por la otra salida da hacia una malla. Por supuesto, los habitantes del sector no pueden creer que este tipo de construcciones se levanten en Bogotá y pero aún es que ellos no se han visto beneficiados en lo que a infraestructura se refiere en los últimos años.

“Una vía de esta simplemente no presta ningún servicio y yo creo que es un daño patrimonial muy alto que le hace a las finanzas del Distrito y es un tema de responsabilidad fiscal. Esperamos que esto llegue a las últimas consecuencias, porque son cinco los gerentes vinculados por parte de Metrovivienda y   esto tiene que llegar a dar orden y a prestar servició a la comunidad”, añadió Acosta.

Por su parte, la Contraloría abrió un proceso de responsabilidad fiscal frente al proyecto inconcluso. Asimismo, el alcalde de Usme, Jorge Eliecer Peña, aseguró que la idea es que la avenida servirá para los campesinos de la zona puedan sacar sus productos gracias a la conexión que se generaría de un lado a otro de la localidad.

“Desde el Cabildo distrital hacemos un llamado para que de forma inmediata tanto Metrovivienda, como la Secretaría de Movilidad, tomen cartas en el asunto para que se dé al servicio esta vía y así evitar que se la devore la maleza y adicionalmente pedimos celeridad a la Contraloría Distrital en sus investigaciones”, agregó el concejal.

La vía estaría compañada de una urbanización de 12.000 casas y así se vería según la propuesta presentada antes de iniciar su construcción:

Cortesía

Foto: