La Defensoría del Pueblo demolerá dos de sus tres edificios en su sede de Chapinero, ubicada en la calle 55 con carrera 10, mediante una implosión, la cual permitirá expandir tanto los edificios del área como ofrecer mejores servicios.

Para realizar esta expansión, la entidad colabora con el consorcio que realizará la construcción de su nueva sede, el Idiger, la Alcaldía Local de Chapinero, la Secretaría de Ambiente, la Policía Metropolitana, Bomberos de Bogotá, la Defensa Civil y las empresas de servicios públicos.

La implosión se realizará a las 12 del día, y será precedida por la evacuación preventiva de un área limitada por las calles 54, 56, Carrera Séptima y carrera 13 a partir de las 7 de la mañana.

Esta evacuación llevará hasta las 10 de la mañana, y a esa hora se cortarán los servicios públicos de la zona para evitar accidentes con las redes de electricidad y gas natural de la localidad. A esa misma hora, la Policía Nacional ubicará un anillo de seguridad en la zona.

En el momento de la detonación, se detendrá el tráfico en las vías cercanas y en la ciclorruta de la Carrera Séptima. Posteriormente, los ingenieros del consorcio realizarán los análisis necesarios y se espera que hacia las 2 de la tarde los ocupantes de los edificios vecinos puedan regresar a sus inmuebles.

La Defensoría y el consorcio pidieron a los ocupantes cerrar puertas y ventanas, cerrar los registros de los servicios públicos, alejar elementos frágiles de las ventanas, mantenerse fuera del perímetro de la detonación y no fumar.

Así mismo, las entidades advirtieron que es normal que la detonación produzca polvo y ruido en los alrededores, por lo que pidieron calma a los habitantes del sector y a los curiosos que, sin duda, se acercarán al área para avistar la implosión.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

PUB/JMR