Por el delito de maltrato animal fue denunciado ante la Fiscalía General de la Nación el presunto agresor que protagonizó los hechos ocurridos el pasado 13 de julio, en el que fue asesinada a patadas una perra de raza yorkshire y envió a urgencias a otro pequeño perro de raza maltés.

Estos lamentables hechos que causaron indignación, fueron seguidos de cerca por la Gerencia de Protección y Bienestar Animal de Bogotá, entidad distrital que acompañó jurídicamente el proceso de denuncia por el delito de maltrato animal agravado.

“Desde la Gerencia de Protección y Bienestar Animal lamentamos los hechos ocurridos y rechazamos enfáticamente la violencia en todas sus formas y más aún cuando esta es cometida contra seres en incapacidad de resistirse, por este motivo, durante las dos últimas semanas hemos acompañado a la familia de los dos perros en el correspondiente proceso de denuncia penal, con el fin de garantizar la aplicación de la Ley 1774 que penaliza el maltrato animal”, expresó Clara Lucía Sandoval.

Asimismo, la entidad investigó y recaudó las pruebas correspondientes en el caso del perro que presuntamente fue empujado a la Avenida Caracas desde la estación Jiménez de Transmileno, con el objetivo de presentar esta misma semana la correspondiente denuncia penal y con ello buscar que se haga justicia en los evidentes casos de maltrato animal ocurridos en los últimos días en la capital.

Desde esta semana los dos procesos quedaron en manos de las autoridades competentes para que sea la Fiscalía y los jueces penales quienes determinen la culpabilidad de los hechos y las correspondientes sanciones penales, las cuales, al ser agravadas puede ser de hasta 63 meses y hasta 105 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

PUB/LP