El Grupo de Delitos Especiales de la Sijín le siguió los pasos durante un año a una banda llamada ‘Los G’ que se dedicaban, al parecer, a la venta y tráfico de estupefacientes.

Los integrantes de la banda trabajaban en siete barrios de Bogotá, en las localidades de Kennedy, Bosa y Tunjuelito. Algunos de los implicados son miembros de una misma familia, que en los últimos años se habría dedicado a negocios ilegales dedicados a la venta de estupefacientes.

Los señalados fueron capturados tras un año en un operativo denominado ‘Alfa’ con el que se logró determinar el modus operandi del grupo que tendría como uno de sus integrantes visibles a un hombre conocido como ‘César’.

Los barrios en donde estas personas delinquían la mayoría del tiempo son: New York, Villanueva, Las   Delicias, San Andrés, Fátima, Venecia y San Vicente, en las localidades de Kennedy, Bosa y Tunjuelito. En estas zonas se turnaban la venta de por lo menos 500 u 800 dosis de estupefacientes, que se podían vender $2.000 durante el día y $2.500 en la noche, lo que semanalmente podía dejar entre 12 y 15   millones de pesos.

Durante las audiencias de legalización de captura la Fiscalía mostró algunos videos e interceptaciones,   además de imputarles los delitos de tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir. Los capturados   no aceptaron los cargos.

PUB/LP