26.173

Vehículos han sido trasladados a los patios por parquear en lugares prohibidos.

“Eso daña el barrio. Se ve feo y no hay paso por ninguna calle, lo peor del asunto es que los propietarios de estos carros no tiene la menor intensión de arrendar un parqueadero y muchos de ellos llevan años”, Luz Pérez, residente de Toberín.

“Estos planes para despejar el espacio público se seguirán realizando en todas las localidades de Bogotá. Sitios como el Siete de Agosto, La Estanzuela, Aeropuerto, la Zona Rosa, la Zona G, los outlets, ubicados entre la carrera 13 y la Avenida de Las Américas, el parque de la 93 y el sector del 20 de Julio, entre otros, son los lugares en los que más se infringe la norma en cuanto al estacionamiento de vehículos en sitios prohibidos”, Germán Jaramillo, jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá.

Los residentes de barrios como Toberín, Orquídeas, San Cristóbal Norte, Rionegro, Barrancas, Kennedy y El Vergel, entre otros, ya se acostumbraron a ver vehículos parqueados en sus cuadras.

En Toberín, por ejemplo, se cansaron de protestar. Aunque la Junta de Acción Comunal les pidió a los propietarios de estos vehículos que los retiraran del espacio público, la suplica no surtió efecto. Lo mismo pasó en Kennedy y El Vergel, pero tampoco ocurrió nada.

Si bien es cierto que la administración de Enrique Peñalosa ha impulsado la recuperación del espacio público, carros de trasteos, algunos de ellos abandonados e incluso sin capó, particulares y hasta taxis se lo han tomado.

“No importa qué hagamos porque no quitan los carros. Lo peor es que se parquean casi al frente de la salida del edificio o en cuadras por las que uno entra al barrio, pero al fin de cuentas toca dar vueltas para llegar al apartamento porque es imposible pasar”, comentó uno de los residentes del barrio San Cristóbal Norte, quien pidió no revelar su nombre por seguridad.

Una de las mayores preocupaciones es que, además de invadir el espacio público y parquear en sitios prohibidos, los bogotanos se están acostumbrando a este panorama. “Eso daña el barrio. Se ve feo y no hay paso por ninguna calle, lo peor del asunto es que los propietarios de estos carros no tiene la menor intensión de arrendar un parqueadero y muchos de ellos llevan años”, comentó Luz Pérez*, residente de Toberín.

¿Qué dicen las autoridades?

La Policía de Tránsito de Bogotá le aseguró a Publimetro que más de 26.173 vehículos han sido trasladados a los patios por no usar parqueaderos y hasta la fecha han interpuesto 120.000 comparendos.

“Actualmente se realizan no solo órdenes de comparendo, sino también charlas pedagógicas en sitios de acopio de personas como centros comerciales, universidades, colegios, escuelas y, por supuesto, entorno a las vías capitalinas. Así mismo se trabaja en coordinación con los establecimientos privados y públicos, para que sus representantes insten a los conductores a hacer uso de parqueaderos y no corran riesgos al dejar abandonado su vehículo en cualquier sitio o bajo el cuidado de “supuestos cuidadores”, aseguró el teniente coronel Germán Jaramillo Wilches, jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá.

Por supuesto, este también es un tema de cultura ciudadana y convivencia. Muchos de los residentes de estos barrios coinciden al decir que esto ocurre porque “no hay parqueaderos y los que hay son muy caros. Además, no cualquiera le arrienda a uno un parqueadero por desconfianza”.

Por otro lado, la Secretaría de Movilidad adelanta desde principio del 2016 la Operación Sábado con la que se quiere poner en cintura a aquellas personas que se parqueen en lugares prohibidos y afectan la movilidad.

Jaramillo aseguró que “estos planes para despejar el espacio público se seguirán realizando en todas las localidades de Bogotá. Sitios como el Siete de Agosto, La Estanzuela, Aeropuerto, la Zona Rosa, la Zona G, los outlets, ubicados entre la carrera 13 y la Avenida de Las Américas, el Parque de la 93 y el sector del 20 de Julio, entre otros, son los lugares en los que más se infringe la norma en cuanto al estacionamiento de vehículos en sitios prohibidos”.  

*El nombre se cambió a petición del entrevistado.

PUB/LP