Durante más de tres años dos hermanos vivieron en el puente de la calle 100, así lo pudo constatar la Policía y la Secretaría de Integración Social en un operativo que realizaron en el sector.

Los dos hombres a pesar de vivir en la misma estructura estaban separados. Uno de ellos, según informó el diario El Tiempo, es un limpiavidrios de 33 años que instaló cama, comedor y hasta conexiones eléctricas; también le encontraron una bandera de Colombia y una bandera de Millonarios, equipo del que es hincha.

El otro hermano si vivía en la indigencia, pues las autoridades encontraron el lugar donde residía lleno de drogas y heces fecales. Según el diario, el hombre que trabajaba en las calles de Bogotá como limpiavidrios también se dedicaba al reciclaje y luego de la intervención que se hizo en el puente regresó a la casa de su familia.

Sin embargo, el destino de su hermano no fue igual y aún es habitante de calle debido a su dependencia de las drogas.

El hombre de 33 años, que se instaló en el puente porque no tenía como pagar una habitación y pensaba en mantener a sus hijas, aseguró que se separó de su hermano por ese tema. Por ahora, la Secretaría de Integración Social hace operativos de este tipo para ofrecerles mejores garantías a quienes habitan la calle.

PUB/LP