La Secretaría de Salud de Bogotá lanzó una preocupante alerta sobre el consumo de antibióticos en la ciudad, que miles de bogotanos estarían tomando demasiados de estos medicamentos para tratar enfermedades que no lo requieren.

Según la entidad, el tratamiento no autorizado de enfermedades como gripes o infecciones cutáneas con antibióticos haría incluso que las bacterias en Bogotá se volvieran más resistentes y requieran de tratamientos más fuertes y medicamentos de amplio espectro más agresivos que otros como la penicilina.

Así, por ejemplo, un antibiótico utilizado para tratar enfermedades de transmisión sexual y del que se habían utilizado 1290 gramos en todo el 2015, fue utilizado solo en el primer trimestre de 2016 en dosis que superan los 1446 gramos.

Los datos de la entidad, obtenidos mediante un análisis con los datos de las 74 instituciones médicas (hospitales y clínicas) de alta complejidad de Bogotá, alertan de la posibilidad de que siga aumentando el riesgo de bacterias resistentes y de tratamientos de alto costo para enfermedades infecciosas.

La Secretaría de Salud lanzó las siguientes recomendaciones para evitar que se agrave la situación con los medicamentos:

  • Recuerde que en Bogotá está prohibida la venta de antibióticos sin fórmula médica en todas las farmacias.
  • No use antibióticos sin prescripción ni con síntomas de gripa.
  • No se automedique.
  • Consulte siempre al médico y siga estrictamente las indicaciones sobre las dosis y consumo de los medicamentos.
  • Prevenga las infecciones lavando las manos varias veces al día y practicando una buena higiene con los alimentos.
  • Cumpla con el calendario de vacunas.
  • Evite el contacto directo con personas enfermas.