Este jueves, representantes de los transportadores de carga afectados por el cierre del tráfico en Chía y el alcalde del municipio, Leonardo Donoso, se reunirán para buscar una solución a la crisis que amenaza con agravar la movilidad en el norte de Bogotá.

El motivo es la decisión de la administración de Chía de cerrar la Avenida Pradilla al tráfico de camiones de más de 3,4 toneladas. un tramo de 800 metros entre Centro Chía y la calle 1 del municipio.

Esta vía es la única conexión entre las concesiones Devisab (que maneja la vía Soacha - Mosquera - Cota) y Devinorte (que maneja la Autopista Norte hasta Zipaquirá y Briceño), conectando la Sabana con los Santanderes y Boyacá.

El cierre de esta vía ha hecho que los vehículos que usaban la variante para seguir por Cota hacia Siberia y la Sabana occidental deban ingresar por la Autopista Norte y llegar hasta las calles 13 y 80. Y no es una cifra menor: según cifras de la Alcaldía de Chía, unas 45.000 tractomulas pasaron por la Avenida Pradilla en el mes de agosto.

Mientras se consideran alternativas como la construcción de una variante que conecte al casco urbano del municipio con el sector del peaje Andes de la Autopista Norte, la reunión buscará alternativas para mejorar la movilidad en el área.

“Nos reuniremos este viernes nuevamente para buscar una solución integral que no afecte el flujo de vehículos y que también les permita a ellos hacer su operación normal”, afirmó Leonardo Donoso al término del encuentro con líderes transportadores.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

PUB/JMR