Muchos interrogantes comenzaron a surgir a raíz del sorpresivo cierre del Teatro Amira de la Rosa ocurrido esta semana.   El Banco de la República depositario del bien cultural solo se limitó a informar, en un breve comunicado, que la cancelación de la programación cultural del semestre se dio “con el fin de no comprometer la seguridad de las personas”.

¿Pero a qué tipo de “seguridad” se refiere la entidad? Fuentes cercanas al teatro informaron a este medio que los estudios preliminares ejecutados en el edificio arrojaron que en el Amira se había encontrado un tipo bacteria o microorganismo el cual había producido varias enfermedades respiratorias a algunos empleados que laboran en el escenario y que esa sería una de las razones por la cual se tomó la decisión de cerrar de la edificación.

También todos los empleados del teatro fueron trasladados del lugar desde el día de su cierre. Por ello, el emisor informó que a partir de esta semana los servicios culturales serán atendidos, en otro lugar, en la sucursal del Banco en Barranquilla, en la carrera 45 con calle 46.

Allí mudaron todas las oficinas teatro y la prestación de servicios como la afiliación a la Red de Bibliotecas del Banco de la República, préstamo externo de libros a los asociados a la Red de Bibliotecas, préstamo de maletas didácticas del Museo del Oro a instituciones educativas, prestamos de cajas viajeras a instituciones educativas, préstamo interbibliotecario y consulta en línea del catálogo de la Red de Bibliotecas y de la Biblioteca virtual.

¿Qué es el síndrome del edificio enfermo?

La Organización Mundial de la Salud lo ha definido como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados. Es un conjunto de molestias y enfermedades originadas en la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las partículas en suspensión, entre otros.

PUBLIMETRO consultó a Sandra Angulo Coordinadora del Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional quien expuso que este tipo de casos se dan por el biodeterioro que ocurre al interior de las antiguas construcciones. “Barranquilla es una ciudad que por su humedad, temperaturas y salinidad ofrece un ambiente propicio para se alojen este tipo de bacterias y más en sitios cerrados donde el polvo crea camas perfectas para los microrganismos”.

Angulo quien en alianza con la Universidad del Norte lidera un proyecto para estudiar este tipo de casos en clima cálido asegura que existen “varios antecedentes de estos microorganismos que no son patógenos pero que expuestas a otras condiciones y sistemas inmunológicos débiles pueden desencadenar alergias o enfermedades respiratorias”.

La revista Conservemos una publicación de la Biblioteca Nacional es una de los pocos referentes a nivel nacional que ha investigado de la biocontaminación en espacios cerrados. En un artículo señalan que el   Síndrome   del    Edificio    Enfermo    (SDS),     y    está    directamente    asociado   con   la   calidad   de   aire   de   los   espacios.

La publicación afirma que los agentes   biológicos   se   pueden     clasificar en dos     categorías:    “los     vivos,     con     capacidad     para     reproducirse    como    bacterias,    levaduras    y     hongos,    y    los    productos    derivados    de    los    mismos;    estos    productos     (micotoxinas,     endotoxinas,     ergosterol,     entre     otros)     pueden     generar     trastornos     de     tipo     alérgico    o    tóxico,    son    emitidos    al    ambiente    y    se    conocen     como     bioaerosoles”.

El médico alergólogo Eduardo Egea y docente de la Universidad del Norte también ha documentado este tipo casos en Barranquilla. “Sí, existen amplios referentes sobre el tema que representa un riesgo para la salud pública, sobre todo en edificios cerrados, con poca ventilación debido al mal mantenimiento de los aires acondicionados”, dijo Egea a PUBLIMETRO.

El especialista informó que los síntomas que pueden sufrir los trabajadores en un edificio enfermo y que son reconocidos por la OMS son resfriados persistentes, irritaciones de las vías respiratorias, piel y ojos, etc. Entre estos malestares, las alergias ocupan un papel importante.

Mala ventilación del teatro

El investigador cultural y cronista urbano Adlai Steveson recordó que durante un tiempo el aire acondicionado del teatro sufrió varios daños. “El diseño del Teatro Amira contemplaba que el aire acondicionado estuviera encendido el mayor tiempo posible y hubo un periodo de dos años en que el aire no tuvo un buen funcionamiento”.

El edificio además posee una estructura con pocas ventanas, que se mantienen cerradas en su interior la mayor parte del tiempo. “La condiciones de humedad de Barranquilla y el daño en los ductos del aire quizás favorecieron el crecimiento de estos microorganismos. En 2014 hubo una normalización de los aires pero al parecer el daño fue reparado demasiado tarde”, explicó Stevenson.

El investigador también comentó que existe un problema con las tuberías en el lugar. “En 2014 también se realizó un arreglo a los baños del teatro pero en la parte de atrás del edificio se puede ver agua que sale filtrada de la estructura”.

Organizan plantón a favor del teatro

El gestor cultural Rafael Bassi también recordó como en 1980 se presentó la obra I took Panamá que contó con la actuación de Fanny Mickey que recaudó fondos para su construcción. “Levantar el teatro fue muy difícil para los barranquilleros y esto es muy doloroso para el sector cultural de la ciudad pero la historia del teatro es una crónica de un cierre anunciado”.

Bassi junto a un nutrido grupo de hacedores culturales de la ciudad han creado el grupo Facebook titulado ‘Los Dolientes del Teatro Amira de la Rosa’ y juntos están preparando un plantón para protestar pacíficamente por el cierre del templo cultural. “Estamos reuniendo a amigos, músicos, artistas y demás personas que nos ayuden a crear una fuerza común para proteger entre todos este bien cultural. Planeamos convocar el plantón un domingo para participe activamente toda la comunidad”.

Respuesta del Banco de la República

Este medio consultó al Banco de la República para buscar una respuesta oficial sobre este tema y vía correo electrónico, la entidad respondió que “como se anunció,   con base en los resultados preliminares de un estudio realizado por una firma especializada al Teatro Amira de la Rosa,   el Banco canceló todas las actividades que allí se desarrollan, para no comprometer la seguridad de las personas. Una vez se conozcan los resultados definitivos de dicho estudio se informará a la ciudadanía”.

Sobre la programación cultural que se iba realizar este semestre en el Amira, el Banco anunció que llevará a cabo en conjunto con las entidades con las que tiene alianzas interinstitucionales. El Banco informará oportunamente las fechas, horas   y lugares en los cuales se adelantarán las actividades.

Lea también:

Ordenan cierre total del Teatro Amira de la Rosa en Barranquilla

Planean cerrar el Teatro Amira de la Rosa durante 3 años por remodelación, en Barranquilla

Preparan propuesta de remodelación del Teatro Amira de la Rosa, en Barranquilla