Una gran sorpresa se llevaron los trabajores del puesto de peaje de Manga en Cartagena la hallar a un curioso y enorme habitante sobre el techo de las instalaciones de tránsito.

Una boa constrictora de dos metros con 20 centímetros se coló "sin pagar peaje" entre las varillas de la estación. “Al reptil se le estaba haciendo seguimiento, hasta hoy (ayer lunes) que se pudo coger. El animal quedó en manos de la Policía Ambiental, que nos acompañó durante el procedimiento y la trasladará a su hábitat  natural”, señaló José Magallanes, comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena al diario El Universal.

La boa causó pánico por su gran tamaño en el peaje y tuvo que ser rescatada con las ayuda de más 4 hombres quienes con largas varillas y guantes de protección capturaron al animal.

Guardia Ambiental aseguró que encontrar una boa en sitios como el peaje de Manga es más común de lo que se imagina, pues el lugar está en zona de manglar su refugio natural.

El reptil buscaría una zona de altura como el techo del peaje buscando aves o huevos de estas para alimentarse.

La boa finalmente fue liberada en su hábitat natural.

PUB/L.R.