El juzgado décimo civil del circuito de Barranquilla falló favor de la joven trans Erika, quien solicitó poder llevar el uniforme masculino del Sena bajo el nombre de Erik, pero el caso tuvo una revisión final en la Corte Constitucional, que amparó el derecho de la joven para usar el atuendo según su orientación sexual.

La sentencia dicta que el Sena "en adelante se abstenga de interferir en el desarrollo y la expresión legítima de la identidad de género de Erika, en especial la forma de vestir y la utilización de accesorios estéticos. Asimismo deberá brindar  un trato acorde con el desarrollo y expresión legítima de la identidad”.

La Corte también ordena a la institución que un plazo no mayor a 6 meses cree un plan "que adapte el servicio de educación que provee,  al respeto y la promoción que merecen la manifestación es del libre desarrollo de la personalidad, particularmente las expresiones de la libertad de género y las orientación sexual”.

PUB/L.R.

Lea también:

El premio a las mejores mujeres transgénero

Marcha por el ‘Orgullo LGBTI’ este 3 julio en Barranquilla

Panorama del matrimonio igualitario en Barranquilla. Se casa pareja fundadora del Carnaval Gay