Cuando el explorador alemán Alexander von Humboldt tomó la decisión dejar su cálida casa en Berlín para recorrer el mundo tuvo muchas opciones para escoger. Primero intentó viajar a África pero el proyecto se vio truncado. Finalmente optó por recorrer Suramérica donde en su viaje por el río Magdalena tendría un encuentro providencial con un minúsculo animal por el cual sería recordado más de 200 años después de su travesía. El intenso brillo de las luciérnagas en el río hipnotizó al viajero cuya experiencia dejó descrita en sus vívidas crónicas como una luz de “explosiones eléctricas que son como fulgores fosforescentes”. Gracias a Humboldt se tienen las primeras descripciones científicas de los coleópteros o luciérnagas del Nuevo Mundo.

Estos registros de los viajes del científico alemán todavía tienen un eco en el futuro y las historias que él narró sirvieron de inspiración para la firma de arquitectos argentinos Egozcue-Vidal-Pastorino-Pozzolo para la creación del diseño ganador del Centro de Eventos del Caribe-Puerta de Oro en desarrollo desde 2010. “Investigamos mucho sobre los viajes de Humboldt por el río Magdalena nos interesó mucho toda la descripción que él hace cuando va descubriendo el río, la vegetación, los sonidos, las luciérnagas, las noctilucas (organismo unicelular que brilla en el agua) que él llama y de allí pensamos en hacer un proyecto que fuera tomando todo esto”, dijo la arquitecta Simonetta Pozzolo a PUBLIMETRO.

Es así como las luciérnagas hacen su presencia silenciosa pero visible en Puerta de Oro.   Ellas están en todo el frente sobre vía 40 y en los lados laterales del centro de eventos. “Hay una trama que es una malla en el frente que se va a iluminar en horas de la noche imitando la luz de estos insectos”, señaló la arquitecta Gabriela Pastorino.

Solamente en el diseño de los más de 8 mil metros cuadrados del recinto ferial trabajaron 100 profesionales en ciudades como Bogotá, Buenos Aires y Barranquilla. Para la proyección de las obras fueron creados más de 2 mil planos y 1.200 planillas, correcciones y notas. “Nos dieron unas pautas de que necesitaban un centro que pudiera permitirle a la ciudad de Barranquilla traer eventos que antes no podían desarrollar y con esas ideas trabajamos”, agregó Pastorino.

Los colores de la obra han sido proyectados con tonos cálidos que se funden con el medio ambiente a orillas del río. “´El Centro tiene esos tonos amarillos y lo acompañan cuadraditos desde donde se ven las luciérnagas y el próximo edificio de la etapa 2 que es el Centro de Convenciones va a tener otro color que es naranja y otras tonalidades”, indicó Pozzolo.

Amigable con el medio ambiente

Los materiales utilizados y el diseño del recinto fueron pensados para aprovechar al máximo la brisa de los vientos alisios y para que el lugar fuera amable con el medio ambiente que lo rodea.   “Usamos pautas bioclimáticas y todo ese corredor principal que es esa calle verde que llega hasta el río hace que la brisa penetre constante. También usamos un tipo de vidrio que permitiera condiciones medioambientales con el máximo ahorro de energía”, explicó Pastorino.

Las arquitectas además expusieron su experiencia en Buenos Aires que también décadas atrás le daba la espalda el río como el caso de Barranquilla aspectos que arquitectónicamente han ido cambiando en tiempo. “El diseño siempre está conservando las ondas del río y la conexión de la ciudad con el río que era lo que nosotros más buscábamos como lo trabajamos en Buenos Aires. Para nosotros es un proyecto fundacional. Esta es la refundación de la relación de la ciudad con el río, que tiene un sabor local pero a niveles internacionales”, concluyó Pozzolo.

Sobre la obra

El gerente de Desarrollo de Ciudad, Jaime Pumarejo Heins destacó los avances de la obra y añadió que este será uno de los íconos del Caribe. “Estas obras nos insertan en el mundo, un ejemplo de ello fue el estadio Metropolitano, así serán el CEEC y el malecón, aquí vamos a poder visualizar grandes eventos deportivos, ferias y conciertos. Esto será el futuro de Barranquilla porque le va a sumar casi 25 000 empleos directos e indirectos a la economía de la ciudad y nos beneficiaremos todos”, anotó Pumarejo Heins.

El proyecto del Malecón del Río que está próximo a ser entregado contará con áreas verdes, zonas de juegos, mobiliario, iluminación, mirador al río y puntos de comidas y se estima que su entrega sea en agosto de 2016.

Dentro de las obras contempladas en el malecón esta la estabilización de orillas mediante geobolsas y tierra armada con geotextil para conformar y realzar el terreno donde se construirá un espacio público, con el fin de que los turistas disfruten de la belleza del Río Magdalena y el sector de la desembocadura al Mar Caribe en Bocas de Ceniza.

El Malecón turístico será el primero de sus características en la ribera del río Magdalena y ofrecerá a todo el país una excelente ventana a este gran recurso natural.

Ferias y eventos programados

Durante el 2016 se llevarán a cabo 6 eventos y 11 en el 2017.

Calendario 2016

•              Sabor Barranquilla

•              Vitrina Inmobiliaria del Caribe

•              Agroexpo Caribe

•              Expodrinks

•              Construferia del Caribe

•              Feria del Hogar Caribe

Calendario 2017

•              Lego Fun Fest

•              Cultura Caribe

•              Logistic

•              Vitrina Inmobiliaria del Caribe

•              Sabor Barranquilla

•              Feria Educativa del Caribe

•              Salón del Automóvil del Caribe

•              Expodrinks

•              Wedding Fest

•              Feria del Hogar Caribe

Lea también:

Avanza construcción del Malecón del Centro de Eventos del Caribe en Barranquilla

Barranquilla gana dos reconocimientos por su arquitectura

Abren licitación para primer tramo de la Avenida del Río, en Barranquilla