Un nuevo giro ha dado el crimen del joven Marcel Fernando Hernández Castellón de 22 años que fue asesinado el pasado 3 de septiembre en Montería.

El hecho ocurrió durante una fiesta que conmemoraba en aniversario de un barrio ubicado al sur de la capital de Córdoba cuando un hombre se acercó al joven y le disparó por la espalda en la cabeza.

Según testigos, el asesino huyó sin dejar rastros junto a otro cómplice a bordo de una motocicleta dejando a la víctima tendida en el lugar.

La investigación del caso se habría cerrado si un familiar del joven no revisa, 7 días después del hecho, las fotografías que Marcel se había tomado antes morir con su celular.

De acuerdo con el portal Chica Noticias, en una de las fotos, según familiares, se puede ver la mano con una pistola de su asesino. En otras fotos que se tomó antes de ser asesinado se ven varias personas detrás del joven.

El Meridiano de Córdoba también publicó la información en la que asegura "que la mano y arma del verdugo quedaron captados en la última selfie que se tomó la víctima".

Las fotos fueron entregadas a las autoridades para tratar de establecer si el asesino quedó registrado en ellas.

PUB/L.R.

Lea también:
Muere turista argentino al intentar tomarse una selfie en una cascada en Minca

Descubrió su embarazo por este selfie que publicó en Facebook

Hombre murió al intentar tomarse una foto en Machu Picchu