Desde hace varios años diversos expertos de la Universidad del Norte llegaron a la conclusión de que la ciudad necesitaba con urgencia un estudio de medición sobre la calidad del aire de la ciudad. “Las quemas incontroladas en los alrededores de la ciudad; la actividad constructiva que produce grandes cantidades de material particulado; el aumento del parque automotor; la ubicación y aumento de puertos sobre El Magdalena que cargan y transportan carbón; la escasez de zonas verdes en la ciudad; en fin, todas causas de un muy seguro enrarecido aire” indicó el profesor, Carlos Javier Velásquez, Director del Centro de Estudios Urbano Regionales, URBANUM.

El experto señala que el último estudio sobre calidad del aire en la ciudad fue contratado con la Sociedad de Ingenieros Químicos del Atlántico por el Damab en septiembre de 2009. “En aquella época ya se registraban datos muy por encima de los límites permisibles”, recalcó.

Del aire que respiramos dependen alteraciones respiratorias como el asma, las alergias, las gripas, entre otras enfermedades. Debido a esta falta de datos sobre este tema de salud ambiental el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo de la autoridad ambiental distrital Damab, desarrolló un taller enfocado en la generación del reporte ICAU (Índice de Calidad Ambiental Urbana).

¿Qué es el ICAU?

El índice de Calidad Ambiental Urbana (ICAU) se compone de indicadores directos e indirectos, que se tienen que reportar al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible correspondiente al periodo 2014 – 2015. El plazo de reporte es el 31 de agosto del presente año. No obstante, las autoridades ambientales pueden realizar las correcciones en los meses de septiembre y octubre.
 
Las autoridades ambientales deben reportar indicadores directos, tales como, superficie de área verde por habitante; calidad del aire; calidad de agua superficial; porcentaje de áreas protegidas urbanas incluidas en el POT con Plan de Manejo Ambiental en ejecución; porcentaje de residuos sólidos aprovechables; porcentaje de población urbana expuesta a ruido por encima de los niveles permisibles; población urbana que participa en gestión ambiental, entre otros indicadores.

Llegan equipos para medir la calidad del aire

Para avanzar en la obtención de estos datos vitales de medición del medio ambiente urbano de Barranquilla llegaron a la ciudad equipos de monitoreo de calidad del aire en desarrollo de un acuerdo suscrito entre Colombia y la Agencia de Cooperación Internacional de Corea, Koica.

Barranquilla, Santa Marta y el Valle de Sogamoso, en Boyacá, son las únicas entidades ambientales beneficiadas con el convenio Koika, en el país cuya inversión en este acuerdo supera los 2 mil millones de pesos.

La directora general del Damab, Sara Belén Rodríguez Manzur, explicó que “estamos en la fase de adecuación de los sitios donde estarán las dos estaciones fijas, finalizando el mes de septiembre próximo esperamos haber culminado el montaje, el ensamble y conexión de los equipos. De esta forma, durante los meses de octubre y noviembre iniciaremos las mediciones de prueba y calibración de la transmisión de datos, y desde diciembre próximo iniciaremos el funcionamiento”.
 
La funcionaria informó que durante el primer trimestre de 2017 se estará entregando el primer reporte del estado de la calidad del aire en Barranquilla. Cada tres meses se deben hacer públicos estos monitoreos.

¿Dónde estarán las estaciones?

Una estación fija estará ubicada en el parque Las Tres Avemarías, donde se beneficiarán los moradores de la localidad Norte- Centro Histórico, por ser un sector de influencia del corredor industrial de la Vía 40. Asimismo, los expertos analizaron que es el sitio óptimo por las diferentes variables meteorológicas de la ciudad, donde se muestra la tendencia de las trayectorias que siguen los contaminantes en el proceso de dispersión.

La otra estación fija estará en la Escuela de Policía Antonio Nariño, por el número significativo de receptores que están recibiendo toda la dispersión de contaminantes. La población beneficiada será la que habita en las localidades Metropolitana y Suroriente.

El Damab informó que estos dos puntos escogidos mediante un modelo coreano, diseñado por expertos en calidad del aire, de la Universidad de Seúl. El programa para simular la dispersión de contaminantes empleó los datos meteorológicos del Distrito de Barranquilla suministrados por el Ideam y los entregados por el Damab, en cuanto a los archivos de las fuentes de emisión más representativas, es decir, de las principales industrias ubicadas en la Vía 40 y datos de la flota vehicular que transita por la malla vial de la ciudad

La estación móvil irá en un tráiler sujetado a un vehículo con capacidad de tracción para mover un equipo de tres toneladas de peso. La estación móvil se desplazará por toda la ciudad y su permanencia en un sector no será superior a 18 días continuos.

Estos equipos son sensores que trabajan con 100 voltios de corriente. La transmisión de datos se hace a través de vía telefónica o módem. No hay ningún tipo de transmisión radioeléctrica que pueda afectar la salud humana.

La Secretaría de Salud y la autoridad ambiental han señalado aquellos sectores donde haya una alta incidencia de infecciones respiratorias agudas y donde se hayan denunciado problemas ambientales para comenzar a recoger las muestras. Los primeros datos serán generados en 2017.