La testigo Ana Lía Castellanos grabó los angustiosos momentos en que un hombre de aproximadamente 20 años fue arrastrado por la corriente del peligroso arroyo de la 21 en Barranquilla.

El hombre, de tez morena, vestía una bermuda y una camiseta de rayas.

Antes de caer al canal sobre la calle 30 finalmente pudo ser auxiliado por vecinos del área quienes lo salvaron de la corriente.

Más de 12 carros fueron afectados por las lluvias que se registraron la tarde del 3 de agosto en Barranquilla.

El de la carrera 21 es uno de los próximos arroyos que espera ser canalizado en Barranquilla. Tiene una longitud de 3.400 metros lineales, un caudal de 86.7 metros cúbicos por segundo y una velocidad de 10.17 metros por segundo, que según registros de la Alcaldía ha causado la muerte a 30 personas, siendo uno de los puntos más críticos de la ciudad.

PUB/L.R.