Durante su visita a Barranquilla el Presidente Juan Manuel Santos y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi IGAC hicieron un anuncio que cambiará radicalmente las políticas catastrales de la ciudad. A partir del 2017 el Distrito asumirá las funciones del IGAC, como la correcta identificación física, jurídica, fiscal y económica de los bienes inmuebles, entre otros procesos de esta entidad.

Este acuerdo se realizó con la firma de un convenio interadministrativo de delegación suscrito entre el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y el Distrito Especial Industrial y Portuario de Barranquilla, así la ciudad asume el reto de manejar sus temas catastrales, labor que en los últimos 81 años ha estado a cargo de expertos del IGAC. "Es la primera vez que se utiliza la ley que aprobó el Senado en el Plan de Desarrollo, estamos descentralizando responsablemente los recursos, hoy esta firma le va significar a Barranquilla, de aquí al año 2020, cerca de 2 billones adicionales para hacer las inversiones sociales para beneficiar a los ciudadanos con desarrollo y progreso", explicó el Presidente Santos.

La ejecución del convenio, suscrito entre el director general del IGAC Juan Antonio Nieto Escalante, y el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, se inicia con la expedición del decreto de creación de la Gerencia del Catastro de Barranquilla y la conformación del comité técnico de seguimiento de la delegación conformado por funcionarios del IGAC, el Distrito y el acompañamiento del Departamento Nacional de Planeación- DNP-, en su condición de coordinador del Programa Nacional de Delegación de Competencias Diferenciadas.
 “Esta es una de las mejores noticias que le damos a la ciudad. Somos la primera ciudad en Colombia, la primera que tiene un catastro multipropósito”, expresó el alcalde Char. “Esto significa muchas cosas para Barranquilla, ordenamiento de la ciudad, poder planear a futuro sus espacios públicos, zonas verdes, ordenamiento jurídico, esto le va a dar a Barranquilla muchos recursos”, agregó el mandatario distrital.

Para que el Distrito asuma esta competencia contará con el apoyo del IGAC y la información histórica catastral necesaria para prestar un servicio integral. Así mismo, se habilitará el Sistema Nacional Catastral para que la ciudad gestione directamente su catastro y el Estado asegure la integración de la información sobre la materia.
 
“En resumidas cuentas, desde enero de 2017, con el inicio en forma de la delegación del catastro, la capital del Atlántico tendrá sobre sus hombros el manejo oficial del tema catastral, la correcta identificación física, jurídica, fiscal y económica de los bienes inmuebles y los procesos de formación, actualización y conservación de su territorio”, apuntó Nieto Escalante.

La delegación catastral para Barranquilla está prevista hasta el 31 de diciembre de 2026; sin embargo, se podrá prorrogar según los resultados obtenidos en las continuas evaluaciones que se realizarán por parte del IGAC y el DNP.

En junio de 2015, la Alcaldía de Barranquilla le manifestó al DNP su interés de recibir en calidad de delegataria las competencias para desarrollar el proceso catastral. Por su parte, el DNP en su evaluación de criterios generales, la calificó con un puntaje de 74,7%, que ubica la capital del Atlántico entre el grupo con notas de alto desempeño en las capacidades para ser delegatario.

Con drones actualizarán mapas catastrales urbanos

De los 995 municipios que administra el Instituto Geográfico Agustín Codazzi en el país, cerca de 500 tienen una desactualización catastral de más de una década en sus zonas urbanas.

Con miras a darle un vuelco a este complejo panorama, actualmente el IGAC construye una nueva metodología para el levantamiento de información en procesos cartográficos y catastrales en zonas urbanas pequeñas, haciendo uso de uno de los adelantos tecnológicos más populares en el país en los últimos años: los drones o aeronaves remotamente tripuladas, ART.

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, el uso de aeronaves remotamente tripuladas se convierte en una alternativa para generar información de detalle mucho más económica y rápida, ya que “la utilización de aviones convencionales es mucho más costosa y complicada en términos operacionales para adquirir los datos que se utilicen en la actualización cartográfica”.

Los sobrevuelos con drones se hacen a una altura de 100 a 150 metros de altura, lo que permite no depender de factores climáticos y nubosidad que enturbien la visibilidad del terreno, ahorrando tiempo en la toma de las imágenes.

Se espera que esta tecnología también se utilice en el departamento del Atlántico.

PUB/L.R.

Lea también:

Así será la agenda del Presidente Santos que visita Barranquilla este viernes

Barranquilla se prepara para la temporada invernal

Así serán las políticas del posconflicto en Barranquilla